domingo, 11 de febrero de 2018

Fenomenología de lo prieto o quema mucho el sol



Para mantenerse en el poder, el PRI ha recurrido a miles de trampas, miles de prestaciones, miles de controles y/o miles de transformaciones.
Ha tenido dirigentes históricos de excepción, como don Jesús Reyes Heroles, un genial historiador, un verdadero liberal, no como el mamarracho que se asume como tal mientras engendra un amasiato con la ultraderecha. Pero también ha tenido presidentes como Ochoa Reza que me recordó la anécdota de Fidel Velázquez al opinar sobre equis político de quien dijo que tenía un solo defecto: ERA TONTO.


Vivimos en una sociedad que sataniza, bombardea, pontifica, agrede, jode y que, a la par, mantiene una actitud sumamente hipócrita. A Meade le han dicho Queso de puerco, Manchado, Pinto o Meado. Todos nos reímos por el problema físico del candidato priista y nadie se ofende. Guardan repetuoso silencio.

López insulta a su grey llamándole Solovino, como el perro triste y abandonado que retrató Abel Quezada. Y no sólo no se ofenden, se sienten felices de que su líder les llame así.


Pero llega un político como Ochoa, suelta un mal chiste y las redes lo acusan de todo. No he leído aun si lo demandarán ante CONAPRED.

¿Es malo decir prieto? Hoy un amigo me decía “A ti por qué no te llaman racista por llamar prietos a los prietos?
Mi respuesta es que yo nunca he llamado prietos a los solovinos; llamo PRIeta al partido que representa la refundación del PRI y al que no pusieron prieta por pudor. Y no me dicen racista, aunque ya lo intentaron algunos caricaturistas tendencia pejesús, hace meses.

¿Es malo ser prieto? En miles de hogares mexicanos, durante años, prieta es un sobrenombre de cariño, jamás de insulto; una hermosa canción del siglo XIX se llama La prietita Clara y era interpretada por la inolvidable Amparo Ochoa; hubo una gran cantante de ranchero, Queta Jiménez, que portaba orgullo el sobre nombre de La Prieta Linda; Miguel Aceves Mejía, cantaba Prieta linda que decía: “Nuestras vidas son ahora muy distintas tu eres de otro y yo sigo siendo tuyo, el cariño que me diste mi prietita, no lo niegues prieta linda no lo niegues..”

Mejor aún, es la interpretación de Octavio Paz a la invención que hizo José Guadalupe Posada en torno a la magia blanca y magia negra al afirmar que Posada había creado un término estético diferente: la magia prieta.

No hay comentarios:

Poema Exilio, de Ida Vitale, Premio Cervantes 2018

Dibujo Víctor Meneses Exilios …tras tanto acá y allá yendo y viniendo. Francisco de Aldana Están aquí y allá: de paso, e...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS