viernes, 16 de febrero de 2018

El historiador de la "Roja"

Hoy 16 de febrero, Ricardo Ham publicó esta nota en torno a mi trabajo. Gracias Ricardo



La literatura y el periodismo mexicano han tenido un idilio histórico muy sólido, relación esta que se ha vuelto madura con los escritores que de alguna u otra forma han fijado su mirada en las diferentes desgracias y hechos policiacos cuya singularidad han traspasado las barreras del tiempo.
La nota policiaca, en su transitar entre la pena y el análisis, ha servido como escuela para los jóvenes periodistas y como reto ante las plumas consagradas; no son pocos los escritores y pensadores mexicanos que en algún momento de su quehacer literario se han detenido a documentar o abordar algún tema extraído de la nota roja.
Esos mismos pasos los ha seguido Agustín Sánchez González, consolidado escritor, exitoso analista y activo participante en redes sociales, que ha centrado su aguda mirada en documentar personajes y revivir crónicas policiacas que recoge a través de su oficio de historiador que lo ha llevado a ser autor de más de 30 libros. Su gusto por la caricatura mexicana lo acercó y convirtió en un respetado biógrafo de Gabriel Vargas y José Guadalupe Posada, éste último personaje imprescindible en la prensa dedicada a la criminalidad, incluso, Agustín reunió  en un solo tomo todo un siglo de historia de los caricaturistas de El Universal. 
La vivaz mirada del historiador lo ha orillado al estudio de otros temas: Los magnicidios, la corrupción, el humor, además de una serie de libros dedicados a la compilación de casos extraídos de la nota policiaca nacional. Uno de los primeros es el publicado en 2007 “La Banda del automóvil gris” editado por Ediciones B, en el que revisa el famoso caso de la banda delictiva más importante del México revolucionario, sin dejar pasar la polémica versión cinematográfica que incluye el fusilamiento de la banda.
De igual forma, Ediciones B lo acompaña en el libro “Terribilísimas historias de crímenes y horrores en la Ciudad de México en el siglo XIX” amplio texto que aborda 77 años de prensa policaca mediante la crónica de cerca de 80 casos distintos, el autor se da el lujo de explicar el origen del término “nota roja” que según el historiador se origina por un pliego de papel marcado con una mano color rojo que anunciaba el homicidio de un alto mando militar.
Una versión actualizada y aumentada de este texto llegó a las librerías bajo el título de “Crímenes y horrores en el México del siglo XIX, nuevamente en el sello de Ediciones B, Sánchez González retoma las crónicas de autores como Guillermo Prieto, Federico Gamboa y Juan de Dios Peza, textos de nota roja pura que, a decir de Agustín Sánchez: “reflejan otra forma de ver a México, desde los bajos fondos, desde la cañería”

No hay comentarios:

¿Veinte años no es nada? El Zócalo en 1998

Hace veinte años me tocó participar en la organización de las festividades del 15 de septiembre en el Zócalo. Cuauhtémoc Cárdenas había ga...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS