sábado, 4 de abril de 2015

México: tan lejos de dios y tan cerca de los Judas

Año con año, la Plaza de Santo Domingo llevaba a cabo una gran fiesta el Sábado de Gloria, de una cuerda pendían unos muñecos de cartón que eran colgados y quemados en representación de aquellos que se habían salvado de la hoguera.
Los Judas vistos por Posada

Justamente en esa Plaza, que fue el sitio donde eran condenados los herejes por la Inquisición.

Durante siglos, este lugar, y en otras calles como Plateros y Tacuba, se quemaban unos muñecos de cartón, huecos, rellenos de regalos que al estallar el muñeco se rompía y llenaba al aire y las calles con regalos para los pobres. Después, y hasta hace poco años, sólo se quemaban a los políticos, sinónimos de traición.

Creo que valdría la pena rescatar esta tradición pues nos sobran Judas en este país.

Un buen número de Judas, por ejemplo, estarán en las boletas electorales entre los miles de candidatos, sobre todo priistas que al no encontrar hueso en su partido se venderán por bastantes monedas a otros mafiosos; pero no sólo de ese partido, destacan de la seudo izquierda la señora Polimnia Romana que de ser una incondicional de AMLO, es candidata del PRI, y que decir de personajes como Marcelo Ebrard y Armando Quintero, maromeros y judas que saltan a donde está el hueso.

Pero el Partido Verde se llevaría las palmas, un partido que ni es Verde (claro, les encanta el verde de los dólares que se roban a diario) ni es ecologista. Bola de vividores que han realizado, eso si, una gran campaña que los llevará a tener una bancada grande en la cámara de diputados y podrán seguir vendiéndonos a gusto.

Pobre de nuestro país, tan lejos de dios y tan cerca de tantos judas.


No hay comentarios: