sábado, 24 de diciembre de 2016

Extraña y mágica Navidad en el Cairo

Sucedió hace miles de años, o tal vez menos, sólo ¿cuarenta?

Era un obrero sindicalista a quien habían despedido por organizar una huelga en una fábrica de dulces y chocolates. 

Terminaba la licenciatura en historia y la empresa, adquirida por una transnacional, decidió cerrar sus puertas y despedirnos a todos. 

Por suerte, y para evitar conflictos, nos dio un porcentaje extra al denunciar ante el otrora combativo Unomásuno.

Había visto en mi facultad, en Filosofía y Letras, la existencia de un curso vivo de arte a Italia-Egipto-Grecia. Sueño imposible, sueño burgués, jaja.

Ante el despido, y ante el peligro de aburguesamiento por la liquidación, opté por el curso.

Fue una de las grandes decisiones que he tomado.

Empezó así una nueva vida. 

El goce por el conocimiento aumentó y las ganas de viajar, conocer el mundo, se volvió una obsesión.
Esa navidad, en 1989, fue única. Desde cualquier parte del hotel se miraban las pirámides.

No hubo ponche ni piñatas ni peregrinos.
Sólo estaba yo, solo, un día 24 de diciembre a las 18 hrs escuchando los cantos musulmanes y mirando caer el sol frente a las pirámides.

Hoy sigo viviendo ese momento. La emoción me embarga y el recuerdo quedó tatuado en piel ya para siempre.

Fue hace mil años, o sólo hace cuatro décadas. 

Pero sobre todo, es hoy, en mi memoria, en mi 
vida, en lo que soy.

No hay comentarios:

Nuevo libro: crímenes y horrores en el siglo XIX

___En unas dos o tres semanas comienza a circular en librerías mi nuevo título  Crímenes y horrores en el México del siglo XIX . No se lo p...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS