miércoles, 25 de febrero de 2015

La vergüenza que merecemos: una momia convertida en estatua


Aun cuando se manipuló en muchos sitios el breve discurso de González Iñárritu acerca del gobierno que merecemos, al enterarse de noticias como esta no puedo dejar de pensar en el pesimismo acerca de este país.

Joaquín Gamboa Pascoe es un caso patético, como de muchos "líderes sindicales": jamás pisó una fábrica (bueno, sí, las suyas como empresario), y sin embargo es el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México.
Abogado laboral, se vinculo a Fidel Velázquez ya la muerte de los viejos dirigentes se fue colando hasta encumbrarse y, sin mucho ruido, permanecer en una organización anquilosa que sólo sirve para aplastar al ya de por si aplastado movimiento obrero (del que nadie se acuerda ya, por cierto)

Institución histórica que, como el PRI mismo ha sido pilar de control en la vida sindical y política mexicana, que ha servido de modelo, incluso a la oposición que se ha convertido en caricatura de la CTM (Agustín Rodríguez en STUNAM, Hernández Juárez con lo telefonistas o Martín Esparza en el SME, por citar tres ejemplos)

Cuando alguien se pregunta porque este país es lo que es, poca gente recuerda hoy que son estos dinosaurios os que siguen controlando que no pase nada y si pasa, tampoco pasa nada.
Hoy el abogado tumbó las estatuas de su antecesores y se erigió como el único. 
Como ya no es posible hacer lo que hacían sus antepasados faraones, convertir en momia lo que ya es, se convirtió en estatua.
¡Pobre país con tantas estatuas que nos aplastan!


No hay comentarios:

Cartón del mes de octubre. Inundaciones en el siglo XIX

¡Pague usted su contribución para empedrados! Por: Agustín Sánchez González En 1865 hubo una enorme inundación en la zona  pega...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS