viernes, 10 de febrero de 2017

El domingo participaré en la marcha

La descalificación a la marcha del domingo me parece tan abominable, tan sectaria y tan llena de un autoritarismo clasista que da pena. 
Parecen decir: el que no está conmigo, está contra mí.
Otra vez, el autoritarismo, que se puede emparentar con el trumpismo, del cual parece ser como un espejo en esta crítica hacía quien decide participar y hacer algo. 
Lo peor es el sentido clasista y peyorativo de mucha gente, como un diputado constituyente que irresponsablemente abandonó su curul, que escribió: "para los que van a la marcha, el metro no se paga con tarjeta de crédito; los zapatos Louis Vuitton para caminar, sacan ampollas; si levantan el puño, que sea con la mano derecha para que suenen las joyas; los que traen chaleco y casco, son granaderos, no valer parking, el bloqueador solar de spray, no sirve para hacer pintas...". 
Otros más, dicen: Es Televisa; hay quienes juran que Peña Nieto está detrás de todo esto (¿Entonces no es tan tonto, como creemos, si es capaz de manipular a los miles que iremos el domingo?)

No han leído que una de las consignas es "Exigir el buen gobierno que merecemos", que no creo que sea un besito salivón al copetes. 

En fin, somo un país descalificador por excelencia. Autoritario hasta el muro cuya frase favorita es "La razón la tengo y siempre la tendré aunque se demuestre lo contrario". Ya lo dijo un gran ideologo del stalinismo: "No hay más ruta que la nuestra".

Muchos de estos neocríticos nunca han entendido la realidad (pues que se chingue la realidad, dirían) Hace años, cuando López calificó de pirruris la marcha contra la violencia hasta le aplaudieron su desdén y dejaron un vacío que llenaron muchos de los membretes que convocan)

En fin, quiero decir que yo participaré en la marcha del domingo junto con la gente de la UNAM, mi casa, el lugar en donde aprendí todo lo que sé y a la que debo todo lo que soy: mi Universidad.

Este país requiere mostrar musculo ante las agresiones que vienen (un corrupto exdelegado decía que cuál peligro hay en México) 

La democracia abre puertas y deja que cada quien entre por la que guste y mande; quien decida pasar por esa puerta este domingo, que pase; los demás entren por la que gusten o inviten a sus vías y que cada quien elija por donde transitar. Ah, pero no bloqueen ni cierren la puerta por la que quieran pasar otros. La democracia exige respeto a la diversidad.

Lo que menos necesita este país es la descalificación, el desdén, el menosprecio.
La diversidad es una gran riqueza, el autoritarismo y la descalificación, una desgracia. 
¡Ojalá salude a algunos de ustedes este domingo! 

Pd. Las consignas de el orgullo de ser mexicano me parece muy cursi y anacrónica. Yo modifiqué el cartel, como pueden ver.

3 comentarios:

Adrianmgx dijo...

Sr. Agustín, coincido con usted. Espero saludarlo en la marcha.

Julio Garza dijo...

El culpable es el estado por no generar las condiciones para una vida digna en este país y todavía hay que hacerle el caldo gordo contra Trump mientras el aprendiz Videgaray negocia en lo OSCURITO? No amigo, no YO ni la gente que SI entiende de dignidad

AGUSTÍN SÁNCHEZ GONZÁLEZ dijo...

Sr. Garza, perdón pero yo no le escribí a usted, ni era mi intención ni le obligo a nada. Yo escribí, hice una reflexión. Y bueno, si tiene o no dignidad es su problema. Su nota parece decir que yo no tengo ¿Usted es dios para juzgar si tengo o no? Me parece una grosería que se meta a decir eso en mi muro sin saber quién soy yo y juzgar como si fuera dios o no sé quien para agredirme de esa forma.

Cartón del mes de octubre. Inundaciones en el siglo XIX

¡Pague usted su contribución para empedrados! Por: Agustín Sánchez González En 1865 hubo una enorme inundación en la zona  pega...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS