miércoles, 18 de noviembre de 2015

La historia como expresión de odio Es lo.. cotidiano

11:33 h. Miércoles, 18 de Noviembre de 2015

Es lo cotidiano

 
Agustín Sánchez González

La historia como expresión de odio

Escritor. Autor de 30 libros que son un encuentro con la vida cotidiana y un retrato diferente de nuestro acontecer cotidiano. Se especializa en humor gráfico.

Agustín Sánchez González | 17 de Noviembre de 2015

"Relaciono entonces lo que sé de historia, cada vez menos, con lo que conozco de redes, para entender el fenómeno de odio que ha suscitado el ataque terrorista a Francia"



Hace casi cuarenta años decidí estudiar historia porque creía, creo, que nos puede dar la clave de lo que somos, lo que fuimos, lo que seremos. He leído innumerables libros de teoría de la historia, de historiografía, de filosofía de la historia.
1
Gracias a decenas de lecturas, de investigaciones, de hurgar en los archivos, de conocer la historia mexicana, he escrito, felizmente más de treinta libros siempre buscando las claves para entender este país, para entender este mundo.
El fenómeno de las redes sociales, tan reciente en nuestras vidas, ha mostrado la percepción de un grupo social que tiene acceso a las redes, que puede escribir, que puede decir cosas impunemente.
2
Relaciono entonces lo que sé de historia, cada vez menos, con lo que conozco de redes, para entender el fenómeno de odio que ha suscitado el ataque terrorista a Francia. 
Me asombra el manejo de la historia mexicana, por ejemplo, con alguien que subió esto a las redes y comentó: Sin palabras... El monumento de la batalla de Puebla contra los franceses en México”.
Eso no fue todo. En 21 horas había sido compartido 1392 veces, y 1321 personas habían dicho que les gustaba. Más aun, señalaban verdaderas aberraciones históricas como las del ignorante que subió la foto.
Nunca vi tan burdamente la historia convertida en expresión de odio.
La invasión francesa, en 1862, fue un episodio pasado que muestra como la unidad y el nacionalismo pueden gestar un país diferente.
3
Los liberales mexicanos, curiosamente imbuidos de los ideales de los enciclopedistas franceses, lograron el milagro de la derrota a Francia y a los conservadores y la gestación de un sueño aun no realizado de una democracia participativa en México.
4
Los personeros que creen que Zaragoza estaba en contra de los franceses, tal vez jamás sabrán que, discusión aparte del terrorismo, en Francia nacieron los hombres que gestaron la idea moderna de libertad en el mundo: Voltaire Rousseau, Montesquieu; en Francia nacieron los grandes científicos que salvaron a la humanidad como María Curie, por ejemplo y así, la lista sería gigantesca.
5
Nuestro Posada y todos los caricaturistas, serían inimaginable sin Daumier, el padre de la caricatura.
Tampoco sabrán como Miguel Hidalgo y Costilla, el padre de la Patria, era un amante de la cultura francesa y como tal, representó a Moliere ante los pobladores del pueblito de San Felipe Torres Mochas, y su lucha estaba inspirada en los ideales de libertad gestados en Francia.
6
En fin. Tal vez, el autoritarismo en el que hemos vivido durante siglos ha gestado un ciudadano autoritario, insensible y con pocas armas de análisis histórico.
(Grabado: Zaragoza por Posada.)
Vivimos pues, un anti-autoritarismoautoritario, donde sólo los nuestros son los buenos.
Suscribo uno de los textos más inteligentes que he leído en la red, escrito por Benito Taibo:
“¿Y porque no debía de dolerme París?
“Hay una curiosa andanada en redes sociales, en la que muchos se quejan de aquellos que se han solidarizado con el pueblo parisino, y (según ellos) olvidado a México, a Irak, a Siria, a Líbano, a la crisis de refugiados del Mediterráneo.
“Como si respaldando a unos, se estuviera, de alguna extraña manera, descalificando, denostando, o incluso olvidando las otras terribles tragedias.
Y no me parece que sea justo.
“Decía Terencio, el viejo dramaturgo romano, que “nada de lo humano me es ajeno”; y yo, hoy, rompo una lanza con la cita traída desde el principio del tiempo, y simplemente digo que me duele tanto Ayotzinapa como París. Y con ello no dejo de ser el mexicano que soy, ni el hombre que piensa que cualquier barbarie, esté donde esté, no me es ajena en lo absoluto.
“Estamos tan enojados, que incluso nos enojamos con los que están enojados a nuestro lado, de nuestro lado.
“E insisto, creo que es una postura equivocada.
“La salvajada de París, como la salvajada de Beirut, como la salvajada de Ayotzinapa, o Guerrero, o Siria, es en el fondo la misma salvajada. Y a todas hay que unir nuestra indignación y también nuestro reclamo.
“Los que mueren y sufren, en todos los casos, son ciudadanos como usted y como yo.
 “A mí también me duele París.
“Una ciudad, en la que (según recordó Julián Herbert) en el Siglo XIII había una ley que decía que un siervo, con tan sólo respirar su aire, se volvía legalmente un hombre libre.
“Cuna de la ilustración, la revolución, la novela, la resistencia, el mayo francés.
“Ciudad de poetas y vagabundos. De pintores esplendorosos.
“Tumba de Julio Cortázar y Jim Morrison
“Les ruego que tan sólo por hoy, dejen que me siga doliendo el mundo, mientras me duele París. Sin olvidar todo lo que no olvid.”
 9

No hay comentarios:

Treinta años de la muerte de Jorrín, el creador del cha-cha-chá

Hace treinta años falleció Enrique Jorrín, el genial músico, creador del cha-cha-chá. Entonces escribí este texto que valió la primera plan...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS