jueves, 5 de marzo de 2015

Chicharrín, el Sargento Pistolas y su creador

Armando Guerrero Edwards vivió 92 años y su presencia en la caricatura fue tal, que durante setenta años publicó Chicharrín y el sargento pistolas, domingo a domingo en el periódico Excélsior.
Este artista del lápiz ejerció su oficio durante siete décadas, a los veinte años ya estaba haciendo monos, al ganar un concurso convocado por el periódico El Universal, y de ahí nunca se detuvo.
Estuvo en la revista Fantoche, dirigida por Ernesto García Cabral; también participó en Sucesos para todos, e hizo una historieta muda llamada EGA, con sus iniciales al revés.
Con un desenfadado estilo, creo a un par de  personajes clásicos del la historieta mexicana: Chicharrín, un niño travieso, y el Sargento Pistolas, un militar abusivo y manipulador. Son personajes que trascienden, con un humor blanco, despolitizado, a veces machista, a veces inocente.


Armando Guerrero Edwards obtuvo numerosos reconocimientos a los largo de su vida: en 1935 ganó el primer premio en un concurso de carteles; en 1971 el Circulo de Tlacuilos de México le concedió una mención honorífica; en 1975 recibió un diploma en la Exposición Nacional de Caricatura Deportiva.
En 1976 obtuvo el “Huevo de Onix”, del Club de Caricaturistas; en 1978, el gobierno del estado de Hidalgo lo homenajeó con una charola de plata y un diploma.
En 1994 la Sociedad Mexicana de Caricaturistas, de la que fue fundador, le otorga el Premio a la Trayectoria Artística.
Falleció un año después, el 26 de septiembre de 1995 en la ciudad de México.
Hace poco más de diez años, publiqué el libro Guerrero EdwardsImagen y perseverancia (2003); y, tiempo después, ese mismo texto se reprodujo en el libro Póquer de ases. Caricaturistas del Estado de Hidalgo (2009)


No hay comentarios: