viernes, 21 de noviembre de 2014

El ICM presenta una retrospectiva de Posada

MADRID, HASTA EL 16 DE ENERO DE 2015

El Instituto Cultural de México en España presenta una retrospectiva de José Guadalupe Posada


  


Este ilustrador fue un cronista excepcional de la historia cotidiana de su país entre finales del siglo XIX y principios del XX. Por medio de sus dibujos y viñetas, José Guadalupe Posada (Aguascalientes, 1852-1913), a quien admiraba profundamente el muralista Diego Rivera, captó la marginalidad, la tragedia, la risa, la fe o la muerte, para transmitir una imagen de su cultura que aún hoy está presente en los artistas mexicano de las generaciones más recientes.

Su obra llega a Madrid en la retrospectiva ‘Posada. Fantasías, calaveras y vida cotidiana’ comisariada por Agustín Sánchez González en el Instituto de México en España, dividida en 11 apartados temáticos: los primeros años del artista, sus ilustraciones de cuentos infantiles, los juegos que ilustraba, las fantasías y los honores, las imágenes religiosas, las tragedias, lo chusco y cómico, la vida cotidiana, los personajes, las fiestas y, finalmente, sus famosas calaveras. En este recorrido el visitante podrá observar cómo la obra de Posada está muy emparentada con la de artistas españoles gráficos del siglo XIX, fundamentalmente de Goya: ‘por ejemplo, la alegoría a Saturno devorando a sus hijos de Goya le sirvió a Posada de guía para su ilustración ‘Manuel Sánchez que se devora a sus hijos’; pero también le influyen los personajes de Mariano Fortuny, e incluso las imágenes del italiano Leonardo da Vinci.

José Guadalupe Posada se inició en la Academia Municipal de Artes y Oficios de Aguascalientes y empezó a colaborar en la revista El Jicote muy joven. A los 19 años creó la primera de sus famosas calaveras y tras cambiar su residencia a León (México), diversificó su producción. Trabajó en publicidad diseñando etiquetas de puros, cigarros y cerillas, y también realizó estampas religiosas. Posteriormente se trasladó a la Ciudad de México y allí se consolidó como un artista de excepción. Aunque Posada no fue un retratista comprometido con la política, hizo caricaturas en torno a los acontecimientos de su tiempo, tanto a favor como en contra de Porfirio Díaz y de la Revolución.

Y esa obra transmite una crónica gráfica de su tiempo, producción que se pone de manifiesto en la retrospectiva abierta en el Instituto Cultural de México en España, Madrid, que se mostrará hasta el 16 de enero de 2015.

No hay comentarios:

Cartón del mes de octubre. Inundaciones en el siglo XIX

¡Pague usted su contribución para empedrados! Por: Agustín Sánchez González En 1865 hubo una enorme inundación en la zona  pe...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS