viernes, 2 de marzo de 2012

ENTENDER

ENTENDER
(SEM)
Viernes, 2 de marzo de 2012
•A una sociedad.

Esther Acevedo Valdés (DF, 1944) es doctora en historia del arte por la UNAM y pionera en la investigación sobre la caricatura en México. Entre otros, es autora del Catálogo de retrato del siglo XIX del Museo Nacional de Historia, 501 caricaturas cuentan una historia: Constantino Escalante en La Orquesta y uno más sobre el hijo del Benemérito: Benito Juárez Maza (1852-1912), recientemente coeditado por el INAH y el Conaculta.

Agustín Sánchez González (DF, 1956) es licenciado en historia por la UNAM y autor de una vasta bibliografía sobre la caricatura mexicana, cuyos títulos son, entre otros, Diccionario biográfico ilustrado de la caricatura en México, José Guadalupe Posada: un artista en blanco y negro y Gabriel Vargas, una historia chipocluda.

-¿Es cierto que durante el periodo car- denista no hubo grandes libertades para la prensa?

-Cárdenas es uno de los hombres más avanzados entre los presidentes mexicanos -comenta Sánchez González-; sin embargo, durante el periodo en que gobernó hubo mucha censura y casi no se publicaron revistas; las que hay son conservadoras más cercanas a la derecha como El Tornillo, donde hay caricaturas excepcionales. Posteriormente a Fantoche, revista de la que hablábamos, se integran los caricaturistas del exilio como Guasp, uno de los grandes vanguardistas, cercano a Picasso; o gente como RAM, muy cercano a Matisse por sus collages. Luego, hacia finales del siglo XX, La Garrapata es un hito, porque se convertirá en un semillero de grandes caricaturistas. Tuvo una segunda y una tercera etapas, de donde van a surgir prácticamente todos los caricaturistas de hoy en día.

-Usted quiso hacer un corte de caja has- ta el año 2000. ¿A qué se debe esto?

-Quise darme 12 años de distancia, porque seguramente alguna de las críticas que tendré es: "¿Por qué no estoy yo?" La historia no recoge a todos. Los contemporáneos de Beethoven fueron muchos, pero él fue único. El criterio que utilicé fue incluir a personajes que tuvieran valor estético e incidencia en los medios desde hace muchos años. Es algo que tuve que hacer con gran frialdad. Quizá eso fue lo más complicado.

-¿Por qué es trascendental hacer esta clase de investigaciones?

-Porque la caricatura va mucho más allá del periodismo o la política, es fundamental para entender a una sociedad. En ese sentido, yo creo que este libro es una gran contribución, ya que permite ver la historia de México de una manera muy seria durante un periodo que comprende casi dos siglos.

No hay comentarios:

Hace apenas un mes: 19 de septiembre de 2017

Ese desdichado y ahora inolvidable día, escribí en mi muro de fb tres textos que ahora recupero por acá, como parte de mi memoria de vida...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS