domingo, 15 de mayo de 2016

El profesor José Guadalupe Posada

Uno de los primeros periódicos donde
 participó Posada, en León

En cuanto se desarma el mito de Posada, este personaje crece más.

Durante muchos años se dijo que había salido de Aguascalientes por motivos políticos, en 1871. 

Nada más falso, salió buscando nuevos horizontes pues esa ciudad ya le quedaba pequeña. Su calidad, su maestría, sus sueños lo llevaron, de la mano de Trinidad Pedroza, a la pujante e industrial ciudad de León.



Llegó en 1871 y se fue hasta 1888 a la Ciudad de México, hecho un gran artista. De nuevo, León le quedaba chico, su obra ya era una genialidad para entonces. En León contrajo matrimonio con María de Jesús Vela, originaria de esa ciudad, y nació su único hijo, Juan Sabino.

En León, Posada fue profesor de litografía en la escuela secundaria. Esto escribí en mi libro La portentosa vida de Posada: 
El profe Lupe
Es evidente que el joven Posada que llegó de Aguascalientes cuando apenas andaba en los veinte años, pronto adquirió prestigio dada la gran calidad de sus impresos.
Su estancia en León coincidió con las necesidades de una ciudad vigorosa que buscaba adiestrar a sus habitantes.
En ese ámbito el gobierno instauró la Escuela de Instrucción Secundaria e implantó en sus planes de estudio diversos oficios, para lo cual se abrieron talleres de imprenta, encuadernación y litografía.
José Guadalupe fue invitado a impartir la clase de litografía, comenzando el 15 de enero de 1884, pocas semanas antes de cumplir 32 años y permaneció oficialmente hasta el 20 de enero de 1888,  fecha en que el gobierno de Guanajuato comunicó la aceptación de la renuncia planteada doce días antes.

Este esplendido mapa de la ciudad de León fue realizado por el profesor Posada y sus alumnos.

Así que este 15 de mayo, día del maestro, también hay que felicitar a este gigante del arte mexicano.

No hay comentarios: