sábado, 12 de diciembre de 2015

La Familia Burrón y la cultura popular mexicana

La Familia Burrón y la cultura popular mexicana 

Por Agustín Sánchez González

Durante más de sesenta años, las aventuras de Regino y Borola fueron seguidas por miles de mexicanos que, semana a semana, esperaban la historieta. La Familia Burrón llegó a tira

Por Agustín Sánchez González
Durante más de sesenta años, las aventuras de Regino y Borola fueron seguidas por miles de mexicanos que, semana a semana, esperaban la historieta. La Familia Burrón llegó a tirar medio millón de ejemplares. Pocos autores han gozado del aprecio popular como Gabriel Vargas. En febrero del 2011, durante la XXXII Feria Internacional de Libro del Palacio de Minería, las ediciones de La Familia Burrón, sólo fueron superadas en ventas por el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.
Alfonso Reyes declaró que Gabriel Vargas era el único que merecía ocupar un lugar dentro de la Academia Mexicana de la Lengua. “Él ha registrado como nadie los giros del habla popular. Y no sólo eso, sino que a partir de allí ha inventado frases que se han vuelto del dominio público”. Además de Reyes, Sergio Pitol, Carlos Monsiváis y otros grandes personajes de la literatura le han rendido pleitesía y lo han considerado una expresión de culto.
Monsiváis fue gran promotor de la obra de Vargas y uno de los pocos personajes de carne y hueso inmortalizado dentro de la serie. En el número 1352 mantuvo un diálogo con el poeta Avelino Pilongano.
“Soy absolutamente citadino. Nací en Tulancingo, Hidalgo, una ciudad pequeña, tierra de valientes a caballo, muy matones y enamorados, pero llegué aquí a los cuatro años. Si hubiera un lugar más grande que el DF ahí estaría. De la ciudad de México me gusta todo. Es pintoresca y tiene gran variedad de matices para que uno pueda desenvolverse”, señaló Vargas en una entrevista.
Antes de cumplir diez años, Vargas, se sabía de memoria La Iliada, La Odisea, Don Quijote de la Mancha y otros textos a los que esa generación tuvo acceso gracias a Vasconcelos y susLecturas clásicas para niños. Fue considerado un niño prodigio. A los 16 años ya trabajaba en el Excélsior.
Recupero este fragmento de mi libro La prehistoria de la Familia Burrón: “Una de las grandes tragedias de la caricatura en el mundo es la desaparición tanto de de los dibujos originales como de las propias publicaciones. En el caso del maestro Vargas, prácticamente no existen archivos de buena parte de su obra anterior a la última etapa de La Familia Burrón, publicada por la editorial GyG (Guadalupe y Gabriel), fundada con su esposa, la escritora y periodista Guadalupe Appendini”. Gracias a ella, hoy contamos con un amplio archivo de la obra del maestro.

No hay comentarios:

Cartón del mes de octubre. Inundaciones en el siglo XIX

¡Pague usted su contribución para empedrados! Por: Agustín Sánchez González En 1865 hubo una enorme inundación en la zona  pega...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS