viernes, 8 de marzo de 2019

Homenaje a Palmira Garza. Mujer caricaturista

Suelo afirmar que soy un privilegiado al poder investigar y escribir sobre muchos temas novedosos que han quedado impresos en periódicos, revistas y libros, listos para que alguien se anime y les dé continuidad.
Hoy leí en Twitter al humorista-escritor Bef hablar sobre Palmira Garza, una excelente caricaturista que tuvo una fugaz presencia en la prensa, suficiente para pasar a la historia de la caricatura como la primera humorista mexicana que tuvo frente a sí a una importante generación de caricaturistas como Rius, Vadillo, Heras, Almada, Rruizte, Aragonés, Helioflores y E Gómez, estos tres son los únicos que se mantienen activos y, junto con Heras, vivitos y coleando.
Palmira formó parte del grupo de mujeres caricaturistas que tuvieron cabida en mi libro Las moneras llegaron ya (2003), que tendría una segunda edición, corregida y aumentada, con otro título Siete moneras (2004)
El Museo de la Caricatura acogió esa exposición, con el apoyo del Instituto de Mujeres del Distrito Federal.
Me costó mucho trabajo dar con Palmira, que vivía en Cuernavaca. Mi amigo Eduardo Gómez encontró entre sus antiguas agendas su teléfono, la localicé y allá fui a dar. Estuve varias horas platicando y convenciéndola de que me diera permiso de publicar su obra. Al final aceptó, y vino incluso a la presentación del libro y a la inauguración de la exposición.
El despliegue de los medios fue impresionante: hubo notas en La Jornada Semanal, en Doble Jornada, en Reforma y en El Universal le dio tres planas, las páginas centrales y la primera plana del diario, hecho inusitado pues es muy raro que una noticia de cultura se convierte en casi la de ocho, como suele decirse en la jerga periodística.
Lo impresionante es que en esta, apareció el autorretrato de Palmira, que quedó conmovida, pues hacía años había abandonado la caricatura.
Me pidió no seguir promoviéndola más pues había sido demasiado. Cuando hice la segunda edición se negó a venir a presentarlo en la feria del libro y desde entonces le perdí la pista.

Hace algunos años, el caricaturista Soto quería su teléfono pero al marcar para pedir su autorización, nadie contestaba; ahora Bef escribe que falleció hace dos años y lamenté mucho no seguir su pista, pero quise respetar su deseo de no volver a tener reflectores.
Ahora, empero, me sumo al twitter de Bef: “Palmira Garza es una estupenda caricaturista. Su obra no merece ser olvidada. Hoy la recordamos en el #DiaInternacionalDeLaMujer como una precursora del cómic autoral en nuestro país”.
Así es, la obra de Palmira queda como enorme testimonio del humor gráfico de las mujeres mexicanas, al lado de otras grandes artistas como Cecilia Pego, que muestran su grandeza estética y la necesidad de seguir en el rescate de su quehacer como creadoras.

No hay comentarios:

Manuel “El Loco” Valdés, retrato de un país surrealista

  Manuel “El Loco” Valdés, retrato de un país surrealista El 28 de agosto falleció a los 89 años el actor cómico, quien con su peculiar sent...