sábado, 30 de junio de 2018

Cambiar para que todo siga igual o romper con el ganador para cambiar de verdad.


En 1829, un caricaturista anónimo realizó un dibujo espléndido en la revista El Toro, la caricatura se llamaba Progresos de la Patria. Es un águila desplumada encima de un cangrejo y es símbolo de nuestro país. Una lectura de la imagen muestra el pitorreo que se hace del cambio hacia atrás.
La historia de México ha mostrado los procesos zigzagueantes que ha tenido desde su propio origen. Los avatares derecha-izquierda-centro-derecha-derecha han sido una muestra vigorosa.
Hoy, en 2018, vivimos un dulce sueño, un encanto. Escribe Ramón López Velarde, en su Suave Patria:
Como la sota moza, Patria mía,
en piso de metal, vives al día,
de milagros, como la lotería.
Somos un pueblo iluso, lleno de fantasías como las dibujadas por Posada, una tragicomedia que nos hace creer lo que no somos. 
A qué le tiras cuando sueñas mexicano, cantaba el maravilloso Chava Flores:




¿A qué le tiras cuando sueñas, mexicano?
Que faltan niños pa´ poblar este lugar,
sigue soñando que no hay contribuciones,
que ya no hay mordelones, que ya puedes ahorrar.
sigue soñando que el PRI ya no anda en zancos,
que prestan en los bancos, que dejas de fumar ....

Mañana hay elecciones. Habrá que ir a las urnas. Sorprende la ingenuidad de mucha gente al pensar que basta la presencia de un personaje para cambiar a un país. 
No cabe duda que son nuestras reminiscencias católicas de pensar en el Mesías que vendrá a salvar a México, según las escrituras; o disfrazar al hombre blanco y barbado por uno moreno cuasi tartamudo que viene a salvarnos.
Pero yo no lo creo, este país requiere que todo el mundo se ponga las pilas, lo construya y lo reconstruya, no hay respuestas simples a problemas tan complejos como los de nuestro país.
Aquellos que sueñan que el 1 de diciembre cambiará todo por arte de magia, están errados. Por ahí cambiará, tan sólo, el grupo en el poder que desplazará a los otros, pero nada más. Los proveedores de la Casa Blanca, el grupo Higa, dejaran sus negocios a Riobobó  y ya.
No obstante, 2018 presenta una gran coyuntura.
Además del naufragio del PRD, cuyas raíces proveían de la izquierda histórica; también quedó hecho añicos el PRI (creo que debe venderle el edificio de Buenavista a MORENA, lo merece, es una digna cuarta transformación); y el PAN también quedó hecho polvo. 
El agandalle de Anaya destrozó a ese partido que fue, en un tiempo, una real oposición y de la cual hoy no quedan más que cenizas. MORENA tampoco durará mucho; no veo posibilidades de diálogo entre Noroña y Romo, por ejemplo, ni entre los cientos de politiqueros oportunistas que se han sumado al proyecto de un hombre tozudo y obseso del poder.
No pasara nada, ni seremos como Venezuela ni como Cuba (es una estupidez esa campaña) pero tampoco habrá grandes transformaciones como sueñan ingenuamente decenas de ilusos. Cambiará todo para que todo siga siendo igual.
Pero, habrá que ir a votar mañana para cerrar las urnas (de panteón, como dibujo genialmente Alarcón) Es un momento de oportunidad social antes de que llegue la frustración por el cambio que no llegará pues lo que menos le importa al Señor de Macuspana es cambiar. Vendió espejitos y también cuentas de vidrio; vendió billetes de lotería a pobres y ricos y les aseguró, como Cristo, la vida eterna.
No pasará nada.En pocos meses se empezará ver.
 Pasará si nos ponemos las pilas y los ciudadanos desplazamos a la clase política y reconstruimos lo que queda de este país, tan maravillosamente dibujado como águila desplumada, ya desde  1829.


Pd. Anularé mis votos, por si estaban interesados. No comparto la visión de la derecha que representan los cuatro candidatos, pero iré a depositar mi boleta. 
La lucha de varias generaciones por el sufragio efectivo y la no reelección sigue ahí y habrá que defenderla, siempre.

2 comentarios:

Bertha Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bertha Ruiz dijo...

IGNORO POR QUÉ SE PUSIERON SIGNOS DE INTERROGACIÓN... ¡SON APLAUSOS!
ME ENCANTÓ EL TEXTO DEL BLOG
:)

La suerte en la Galería de los Uffizi

"Que Dios reparta suerte", dice un dicho español y parece que así fue esa mañana dominical de octubre cuando llegamos a Florenc...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS