jueves, 20 de julio de 2017

Don Gilberto Bosques: uno de los más grandes mexicanos


Muchas cosas me gustan del buscador de Google, una de ellas, es el Homenaje que rinde a genios, artistas de calidad y grandes personalidades mexicanas y/o universales, como el caso del día de hoy, 20 de julio, donde asoma su rostro don Gilberto Bosques.


Copio un fragmento de una nota de NOTIMEX: 

Gilberto Bosques es abiertamente calificado con frecuencia de haber sido el “Schindler mexicano”.
Bosques fue cónsul mexicano en París en 1939 y en 1940 en Marsella, el puerto francés desde el que partían barcos para el continente americano durante la Segunda Guerra Mundial. El cónsul mexicano expidió numerosas visas para que perseguidos por la Alemania nazi se asilaran en México.
Entre quienes salvó la vida con ese documento se contaron judíos, españoles republicanos y antifascistas que estaban en el campo fascista francés de internación en Vichy, Francia, en donde las condiciones de vida eran muy difíciles porque las barracas estaban sobrepobladas y la alimentación era mala.
Los primeros españoles que habían estado apresados en ese campo fueron mandados de regreso a España, donde fueron fusilados.
No solo expidió en favor de esas personas miles de visas, sino que además los hospedó en dos castillos en las cercanías de Marsella que tenían jurisdicción territorial diplomática mexicana. Estaban ahí hasta que salía un barco que los podía llevar a México.
Gilberto Bosques realizó esa acción por instrucción del gobierno mexicano encabezado por el presidente Lázaro Cárdenas. En 1942, México entró en la Segunda Guerra Mundial al lado de los Aliados.
La maniobra del cónsul mexicano fue detectada por el gobierno nazi, de forma que la Gestapo, la policía secreta nazi, ordenó su encarcelamiento junto con todo el personal del consulado.
Fueron hospedados en un hotel en la ribera del río Rhin en Bad Godesberg, en las inmediaciones de la ciudad alemana de Bonn. La detención duró más de un año, tras lo cual pudieron regresar a México.
Cuando el cónsul regresó a la Ciudad de México en marzo de 1944, estaban esperándolo miles de personas a las que había salvado la vida.
Gilberto Bosques tuvo una larga vida: falleció a la edad de 103 años en la Ciudad de México en 1995. Había nacido en Chiautla, Puebla, en 1892.
Gilberto Bosques ha recibido numerosos honores y condecoraciones póstumas por su actuación en diversos países europeos: en el barrio Donaustadt en Viena hay un boulevard para pasear que lleva el nombre de “Gilberto Bosques”.


Don Gilberto es uno de nuestros grandes héroes, un ejemplo único del ser mexicano y un personaje que todos debieramos conocer y honrar. 
Nació el 20 de julio de 1892 y hay que recordarlo siempre.

1 comentario:

Ernesto Vilches dijo...

Record r a D. Gilberto Bosques es honr r el concepto de Libert d y de Ética.
Gr ci s Agustín.

Cartón del mes de octubre. Inundaciones en el siglo XIX

¡Pague usted su contribución para empedrados! Por: Agustín Sánchez González En 1865 hubo una enorme inundación en la zona  pe...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS