miércoles, 28 de junio de 2017

PARÍS BIEN VALE UNA MISA

Si me dieran un billete de avión en blanco, este sería mi viaje
PARÍS BIEN VALE UNA MISA

Viajé por el París de antes. 
Encontré los elementos romanos, las termas del Museo Cluny o la arena de Lutecia que gestaron el sueño de la antigua Galia para romper el discurso de la ciudad inventada. 

El París del Medioevo, con la Sainte Chapelle o Notre Dame, tan imponente. 

Vagué por calles que conservan el pasado y luego salir y tropezar con una rue moderna. 

Deambulé por el Sena y sentí su magia, aspiré su historia para expresar: París bien vale una misa. 

Ah, los sueños y la realidad.

No hay comentarios:

La suerte en la Galería de los Uffizi

"Que Dios reparta suerte", dice un dicho español y parece que así fue esa mañana dominical de octubre cuando llegamos a Florenc...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS