domingo, 30 de abril de 2017

José Guadalupe Posada para niños

La obra de Posada rebasa, con mucho, las famosas calaveras. 

Su trabajo trasciende pues en cada casa mexicana, de hace cien años y más, existía una obra de este gran autor.


Hace un siglo, los niños (y las familias) mexicanas de divertían con juegos de mesa que trascendieron como El juego de la Oca, La Gallina y el Coyote, La lotería, entre muchos otros.


Este día del niño, habrá que recordar, pues, la obra infantil que nos legó este enorme artista y que, sin duda, sigue estando presente en la educación sentimental de los mexicanos.



No hay comentarios:

Enrique Fuentes: un entrañable librero

  La muerte de Enrique Fuentes es, sin duda, el preámbulo de la gran crisis, tal vez hasta terminal, que se avecina en México, pues los libr...