miércoles, 19 de noviembre de 2014

El Instituto de México presenta la exposición "Posada. Fantasías, calaveras y vida cotidiana"

Edición 2014/2015    19 de noviembre de 2014
El Instituto de México presenta la exposición "Posada. Fantasías, calaveras y vida cotidiana"

El Instituto de México presenta la exposición "Posada. Fantasías, 

calaveras y vida cotidiana"



La muestra aborda el trabajo del artista José Guadalupe Posada, conocido por sus
 trabajos con calaveras.
19/11/2014. La muestra se encuentra dividida en once núcleos temáticos: los primeros años del 
artista; sus ilustraciones de cuentos infantiles, los juegos que ilustraba, las fantasías y los horrores;
 las imágenes religiosas, las tragedias, lo chusco y cómico, la vida cotidiana, los personajes, las
 fiestas y, finalmente, sus famosas calaveras.
 La exposición se completará con diversos talleres de estampación y grabado dirigidos al público infantil.

En palabras del comisario de la exposición, Agustín Sánchez González, quien durante más de
quince años ha realizado una profunda investigación alrededor de Posada, "se pretende destacar 
que la fama e inmortalidad de este artista radica en que su obra estaba presente en todos los
 ámbitos de la vida cotidiana, que fue el gran ilustrador de lo mexicano y que su obra sentó 
las bases del arte mexicano contemporáneo".

José Guadalupe Posada (Aguascalientes, 1852 - Ciudad de México, 1913) fue un cronista
 excepcional de la historia cotidiana de México entre finales del siglo XIX y principios del XX. 
Por medio de sus dibujos y viñetas, el autor, admirado profundamente por el muralista Diego Rivera
 ("Tan grande como Goya, fue un creador de una riqueza inagotable. Ninguno lo imitará, ninguno lo
 definirá. Su obra es la obra de arte por excelencia"), captó la marginalidad, la tragedia, la risa, la fe
 o la muerte, para transmitir una imagen de la cultura mexicana que aún hoy está presente en los
 artistas de las generaciones más recientes.

De familia muy humilde, José Guadalupe Posada tuvo, desde muy pequeño, una clara afición por
 el dibujo. Su hermano Cirilo lo animó a apuntarse, siendo todavía un niño, a la Academia Municipal
 de Artes y Oficios de Aguascalientes. Con quince años ya era considerado un artista, y enseguida
 comenzó a colaborar en la revista El Jicote. Con 19 años creó la primera de sus famosas calaveras,
 y tras mudarse a León (México), diversificó su producción: trabajó en publicidad diseñando etiquetas
 de puros, cigarros o cerillas, y también realizó estampas religiosas.

Posteriormente, se trasladó a la ciudad de México, ya como un artista de prestigio, conocido como
 ilustrador de periódicos y revistas, y allí comenzó a trabajar con el impresor comercial Antonio 
Vanegas Arroyo, casa impresora que hoy en día conserva el mayor número de sus trabajos, y
 en cuyo taller Posada elaboró miles de ilustraciones sobre los acontecimientos y sucesos 
del México de la época: catástrofes, milagros, crímenes, escándalos... Y si bien Posada no
 fue un retratista político en sentido estricto, hizo caricaturas en torno a acontecimientos 
políticos de su tiempo, a favor y en contra de Porfirio Díaz, a favor y en contra de la Revolución.

Agustín Sánchez González (México, D.F., 1956). Estudioso del humor y la caricatura tiene, 
entre sus libros, el Diccionario biográfico ilustrado de la caricatura mexicana, convertido en libro
 de culto. En 2010 publicó en España, en coautoría con Esther Acevedo, La historia de la
 caricatura en México. José Guadalupe Posada es una de sus obsesiones: en 1997 publicó
 Un artista en blanco y negro, reeditado con el nombre de La portentosa vida de José
 Guadalupe Posada.

Desde su primer libro, publicado en 1991, hasta el editado con motivo de esta exposición,
 ha registrado una manera diferente de mirar el acontecer cotidiano; sus temas, por demás
 insólitos, han modificado muchas miradas: el humor gráfico, la nota roja, el periodismo, la crónica
 histórica y literaria o los personajes de los que nadie había escrito. Autor de más de treinta libros, 
entre ellos destacan La vida en México 1910-2010, Un dulce sabor a muerte, El general en La 
Bombilla, La banda del automóvil gris y Terribilísimas historias de crímenes y horrores en la

No hay comentarios:

Llegaron las clases

Otra de las crónicas de hace años, que publicaba en la sección cultural de El Universal. Es de 1991. Llegaron, al fin, las clase...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS