miércoles, 28 de mayo de 2014

Picasso en Bellas Artes 2


Como la vida misma, la genialidad de Picasso no tiene límites (hablo en presente pues es eterno). 
  Duncan fue un joven fotógrafo que tuvo la suerte de fotografiarlo, de captarlo en la intimidad, como tal vez ningún otro mortal lo pudo hacer. 
      Es una dicha tener la posibilidad de mirar el proceso de trabajo de Picasso o grandes momentos de alegría, como cuando baila y queda en la lente de Duncan.


No hay comentarios:

Nuevo libro: crímenes y horrores en el siglo XIX

___En unas dos o tres semanas comienza a circular en librerías mi nuevo título  Crímenes y horrores en el México del siglo XIX . No se lo p...

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS